By: admin On: marzo 01, 2017 In: marca, marketing Comments: 0

La forma de entender la publicidad, crearla y especialmente, comunicarla ha ido cambiando en las últimas décadas. Donde hace poco más de 10 años la presencia en medios de comunicación de masas tales como radio o televisión era un lujo sólo al alcance de las compañías que manejaban grandes cantidades económicas en sus presupuestos de marketing hasta los tiempos actuales, donde se puede lograr una gran viralidad, diferenciación y presencia en el contenido sin necesidad de contar con un alto presupuesto. Con esto no queremos decir que la cantidad disponible en nuestras partidas presupuestarias en publicidad no sea un factor importante. Todo lo contrario, influye y mucho.

El cambio en el mundo de la publicidad ha iniciado un nuevo paradigma en el que la cantidad disponible es igual de importante que la rentabilidad sobre las conversiones desatando un conflicto más que real entre la publicidad online y offline. Y es que determinados canales online de reciente creación tales como Google Adwords, Facebook ADS o Linkedin ADS condicionan el éxito de una campaña según las conversiones generadas en relación al presupuesto.

¿Sigue teniendo éxito la publicidad off-line?

La respuesta es afirmativa. El conflicto de interés se genera cuando se pretende realizar una medición exacta, específica y fiable de nuestras acciones en comunicación y marketing. Muchas empresas declinan las labores sobre la publicidad offline tales como revistas, boletines impresos o en cartelerías por la sencilla razón de que su medición es muy compleja.

¿Cómo puedo saber las personas que han leído mi anuncio en una revista? ¿Cuántas personas han visualizado mi cartel situado en plena autovía?
Un par de preguntas muy simples pero muy comunes en el panorama empresarial en empresas que barajan este tipo de publicidad.
Si la publicidad offline sigue teniendo éxito hoy día es porque sigue siendo una publicidad de alcance estratégico. Dicho de otro modo, la publicidad offline permite posicionar a las empresas en secciones, segmentos de mercado o lugares que tienen una relación directa o indirecta con su público objetivo.

Por seguir poniendo ejemplos es muy común que una empresa perteneciente al sector de las TICs quiera aparecer en una revista la cual es distribuida en eventos que realiza Microsoft o que una empresa que vende artículos para la práctica del golf quiera patrocinar un torneo benéfico en un club deportivo.

Pero… ¿entonces la publicidad on-line no es el futuro?

Responder con un rotundo si sería perfectamente válido pero a la vez engañoso. La publicidad online presenta la gran ventaja con respecto a la publicidad offline en su medición. Permitiendo este tipo de publicidad un gran control de los presupuestos, medir el ROI e incluso poder conocer al alcance potencial generado con una determinada acción comercial en un horizonte temporal concreto. Algo por el que la gerencia de las empresas confía y apuestan, ya que permite medir de forma fiable y clara el rendimiento de una campaña y por consiguiente, su éxito o fracaso.

Pero hagamos un inciso, ¿deben todas las empresas apostar por ella? Aquí es el quid de la cuestión. Si exponemos como ejemplo aquellas empresas que cuenten como clientes a aquellas personas mayores de 65 años resulta muy coherente y comprensible que la campaña no tenga alcance digital. La razón es clara: el canal digital se debe usar siempre y cuando el público objetivo se sienta cómodo con este ámbito.

La lógica nos dista que las campañas digitales tienen un mayor peso y éxito en aquellos sectores concentrado por jóvenes y adultos, con independencia del sexo y que se sienten cómodos navegando por Internet (restauración, turístico, tiendas de productos…) Aunque bien sabemos que la lógica no es una gran amiga de la publicidad en muchas ocasiones…

Ten presente ambas vertientes. Te ayudarán.

La publicidad offline y la online son iguales de válidas pero es el propio objetivo de la campaña que queramos realizar lo que condiciona que debamos de apostar por una, por otra o incluso por ambas. Las verdaderas armas y el gran secreto de un responsable de campaña residen en detectar la mejor forma de transmitir el mensaje por el canal más adecuado y en el momento más oportuno.

Y tú, ¿conoces los canales publicitarios que usa tu empresa? Ya sabes que el primer paso es definir tus objetivos. La publicidad online y offline son tus mejores aliados.

Trackback URL: https://logipymes.com/publicidad-online-y-offline/trackback/

Leave reply:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.