By: logipymes On: julio 21, 2016 In: marketing Comments: 0

En este artículo queremos hablaros del marketing digital, un concepto que ha experimentado una gran difusión en estos últimos años, ya sea por información que ha llegado a nuestras manos a través de los medios, artículos o porque sin lugar a dudas, los canales digitales cada vez se antojan más necesarios en nuestro día a día. Os planteo una serie de preguntas, ¿se ha convertido twitter en vuestro periódico? ¿Lo último que hacéis al acostaros es ver el móvil? ¿Os apoyáis en las opiniones de los clientes antes de hacer una compra? Si alguna de las respuestas es no, os podéis catalogar de seres paranormales.

¿Qué es el marketing digital?

No es ni más ni menos que el desarrollo de una estrategia que comprende acciones comerciales usando canales digitales. Siendo una disciplina por así decirlo, ¨hija¨ y que nace a partir del marketing tradicional ante la necesidad de tener que:

  • Buscar una mayor interacción con los consumidores.
  • Aumentar la fidelización por medio de la experiencia de compra.

¿Es algo esporádico, de moda o viene para quedarse?

Viene para estar presente en nuestras vidas y siendo una disciplina en continuo movimiento y cambio. Hasta hace poco eran muchos los que criticaban los continuos cambios y el abanico de novedades que presentan las redes sociales y los motores de búsqueda. Ello exige a una formación y lectura casi diaria para estar al corriente de las noticias más relevantes de esta disciplina.

Aunque el origen del marketing digital tiene su nacimiento en los años noventa, no fue hasta los inicios del nuevo siglo XXI con la aparición de las primeras redes sociales, cuando las empresas y especialistas de marketing entendieron estos canales como una nueva oportunidad para hacer comunicación, publicidad y de conocer en mayor profundidad a los clientes.

Podemos decir que el elemento que ha generado un ¨boom¨ por emprender altas inversiones en este tipo de estrategias han sido las personas, nosotros mismos. Todos somos clientes de alguna marca, ¿quién no ha querido buscar información de un producto por internet? Todo el mundo.

A raíz de esto, las marcas tanto las grandes como las pequeñas, las conocidas y menos conocidas, observaron que este mismo comportamiento provocaba una obligatoriedad de tener visibilidad en Internet. En otras palabras, ahora es el cliente el que tiene la opinión y debe ser capaz de buscar aquello que desea.

El paso de web 1.0 a web 2.0 también ha provocado el cambio

No debemos olvidar que la columna y el pilar fundamental de toda comunicación de la marca desde ya más de 20 años, son las páginas webs y han sido ellas mismas las que han contribuido a este cambio.

En las antiguas y obsoletas webs 1.0 meramente se ponía información del producto o servicio ofertado sin llegar a plantearse la interacción con el cliente. En este sentido, la información era generada por las marcas de forma unilateral. Incluso las marcas eran bastante recias en mostrar a la luz que opiniones les despertaba a sus clientes el hecho de consumir la marca. No se preocupaban por saber si esta opinión era satisfactoria o negativa.

Con el nacimiento de la web 2.0 ahora son los clientes los que deben recomendar, comentar y aportarnos información de nuestra marca. Esta web debe ser capaz de poder visualizarse en cualquier dispositivo, quedando lejos aquello de ver información de una marca solamente desde casa y en nuestro ordenador de sobremesa. Hoy día ponemos el oído en el consumidor y se entiende que el contenido a generar debe ir en relación con la opinión del consumidor. Ahora es fundamental que la información se genere de forma bilateral.

Llama poderosamente la atención, los datos que presentaron en el informe de Marketing Budgets 2015 de Econsultancy  , los cuales concluían que las empresas iban apostar fuertemente por el marketing digital y que al menos la tendencia se iba a mantener constante en los próximos años. No conviene olvidar que ya el pasado, en el 2015, se alcanzó máximos históricos en previsión de crecimiento.

Una forma más eficaz de incrementar las ventas

Podemos concluir diciendo que el objetivo genérico del marketing digital y del marketing tradicional es exactamente el mismo: incrementar las ventas de los productos y/o servicios. Sin embargo existen amplias diferencias entre una rama y otra, que además confirma que apostar por el marketing digital es sinónimo de acciones más eficaces y una mayor eficiencia en el presupuesto de las empresas.

  • Con el marketing digital aplicamos las acciones por medio de canales digitales y que estos están en continua evolución y crecimiento, todo lo contrario que el marketing tradicional en el que los canales permanecen estáticos y van adquiriendo menos importancia por parte de las empresas.
  • El marketing digital puede segmentar mucho mejor nuestros clientes permitiéndonos además poder tener un mayor control sobre la inversión y a menor costo.
  • En el marketing digital los datos y la venta van mucho más allá de conocer los datos de facturación. Comprender como las actitudes de nuestros clientes cambian y cómo serán en los próximos años nos permite plasmar estrategias con sentido y con visión a largo plazo.
  • Con el marketing digital nuestra visibilidad se plasma en entornos en los que el cliente está cómodo y receptivo para aportarnos información útil y de valor (smartphones, foros de opinión, redes sociales…)

Trackback URL: https://logipymes.com/surgio-concepto-del-marketing-digital/trackback/

Leave reply:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.